Reformas a la Ley Federal del Trabajo

Trabajo para Mujeres

Las condiciones del trabajo se basan en el principio de igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, las que en ningún  caso podrán ser inferiores  a las fijadas en la ley y deberán ser proporcionales  a la importancia de los servicios  para trabajos iguales, sin que puedan establecerse diferencias o exclusiones por motivo de origen  étnico o nacionalidad,  sexo, genero, edad, discapacidad, condición social,  de salud, religión,  opciones, preferencias sexuales, condiciones de embarazo, así como  responsabilidades familiares o estado civil (artículo 56 de la LFT).

En caso de que las autoridades competentes  emitan una declaración  de contingencia sanitaria, no podrán laborar  las mujeres en periodos  de gestación o lactancia, en cuyo caso seguirán  recibiendo el mismo salario  y no el mínimo que opera para el resto de los trabajadores (artículo 168 de la LFT)

Las madres trabajadoras  tendrán derecho a disfrutar  de un descanso de seis semanas  anteriores y seis semanas posteriores al parto a solicitud  expresa de la trabajadora, previa autorización escrita del médico  de la institución  de seguridad social  que corresponda: tomando en cuenta la opinión del patrón y la naturaleza del trabajo, se podrá transferir has cuatro de las seis semanas  de descanso previas  al parto para después del mismo. En caso de que los hijos hayan nacido con capacidades especiales que requieran atención médica hospitalaria,  los días de descanso podrán ser  de hasta ocho semanas posteriores al parto, previa presentación del certificado del médico correspondiente.  (Artículo 170, fracción II de la LFT)

En caso de certificados médicos particulares, estos deberán contener el nombre  y cédula profesional, la fecha y el estado médico  de la trabajadora.  Asimismo, en caso de adopción de un infante, disfrutaran de un descanso de seis semanas con goce de sueldo, posteriores al día que lo reciban (artículo 170, fracción II-Bis de la LFT)

El periodo de lactancia será  por el término  máximo  de seis meses y tendrá derecho la trabajadora  a dos reposos de media hora cada uno  para alimentar a sus hijos, o bien, previo acuerdo con el patrón se reducirá en una hora su jornada  (artículo 170 fracción IV de la LFT).

Por lo anterior, creemos que la reforma  es importante y de mucho valor, considerando que  los últimos cambios significativos a la Ley federal del  Trabajo, datan de Mayo de 1970, lo cual mantenía a nuestro país lejos de la competitividad global.  Falta mucho, pero ahí vamos.  Como dice un amigo pián pianito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s